7 Tips para volverte un autodidacta digital

autodidacta digital

Ser redactor o creador de contenido requiere una amplia cultura general, análisis e investigación de la información que debe ser discriminada para ofrecer contenido interesante, divertido, adecuado a las características de tu público meta. Esto no es fácil y en ocasiones no sólo se trata de “poner empeño” en tus objetivos; probablemente tengas más distractores de los que imaginas, o necesitas una estrategia más organizada para recabar la información que necesitas.

Si te gusta crear historias, pero te encuentras en constante lucha contra la “hoja en blanco”, te ofrecemos varios consejos que pueden volverte un creador versátil.

  1. Decidirse a empezar no es la parte más difícil. ¿Cuántas veces has iniciado un proyecto, con todas tus ganas, pero la desidia o la flojera te han hecho desistir? Si es tu caso, mentaliza que pensar en sólo iniciar algo no te hará experto, y menos te dará la experiencia necesaria para ser creador de contenido del tema que quieres, necesitas ser constante para llegar a una meta. En ocasiones no sólo se trata de no tener tiempo, es posible que no estés distribuyendo tu tiempo de forma adecuada.
  1. Google resolverá tus dudas. Si no tienes idea de cómo empezar tu investigación, acude al buscador para identificar la forma como se ha hablado del tema que estás buscando. Revisa todas las pestañas: Todo, Videos, Imágenes, Noticias, así tendrás una idea general de la forma como se ha abordado el tema, tanto visual como textualmente. Ojo: Destina máximo un par de horas para hacer esta actividad. Utiliza un temporizador con una alarma que al sonar tenga una leyenda con tu objetivo, ejemplo: “Aprender sobre la vida marina”.
  1. Identifica tu tipo de aprendizaje. Existen muchas formas de aprender, pero, ¿identificaste cómo lo haces tú? Hay quien necesita recursos audiovisuales como apoyo, por ejemplo, videos, o simplemente que alguien les explique a manera de refuerzo; otros sólo necesitan leer un texto un par de veces para entender lo que necesitan. Si aún no lo sabes, prueba con videos de YouTube. Otro recurso de increíbles resultados son los podcasts. Te sorprenderán la cantidad de podcasts que puedes encontrar en esta plataforma, Spotify, o en más aplicaciones disponibles en Play Store.
  1. Organiza tu tiempo. ¿Recuerdas que en tu época de estudiante, tu vida se organizaba con un horario? Puedes hacer lo mismo para destinar bloques de tiempo a determinada actividad: un bloque de 50 minutos para revisar videos, o bien, emplear la técnica pomodoro, aplicable para aprender un idioma o leer un texto. Esta técnica consiste en dividir el tiempo en intervalos fijos o “pomodoros” de 25 minutos y descansos de 5 minutos con pausas más o menos largas (no se recomienda que sean de más de 30 minutos) cada cuatro pomodoros.
  • Pomodoro en un idioma: Las aplicaciones para aprender idiomas son muy eficaces para practicar comprensión lectora y aprender vocabulario. Duolingo, por ejemplo, te da la oportunidad de elegir el bloque de tiempo meta para practicar al día para así obtener experiencias, que te ayudarán a subir de nivel. Si tu meta es aprender un idioma, son recomendables más de 2 pomodoros al día, uno para sintaxis o vocabulario y otro para practicar tus habilidades orales y de escucha.
  • Pomodoro para leer. Si deseas leer un texto, puedes hacer 4 pomodoros, incluso dependiendo de tu nivel de lectura, podrías leer un libro en un solo día.
  1. Destina tiempo a descansar. Despejar la mente y soltar un tema es importante para que generes tus propias ideas y seas creador de contenido. Por lo regular, cuando trabajamos, estamos en contacto con muchos estímulos que elevan nuestros niveles de dopamina: redes sociales, música a todo volumen, carbohidratos, alcohol o tabaco, lo que produce la terrible sensación de cansancio. Para descansar de esos estímulos, te recomendamos hacer actividades tan sencillas como caminar y si te es posible, hacer ejercicio, meditación; incluso llamar a un amigo u 
  1. Habla con un futuro experto. tú. Desde enviarle a tu bestie un audio sobre lo que acabas de aprender, hasta grabarte intentando sintetizar el tema, puede ayudarte a digerir la información de la que te acabas de empapar. Hay personas que pueden memorizar un tema sólo leyendo y escuchando, pero otros tienen que materializar o aplicar su conocimiento, y simplemente hablar ser un método apropiado para ti.
  1. Museos virtuales. Debido a la pandemia, los museos no son una opción viable para todos, sin embargo varias colecciones están siendo digitalizadas para estar al alcance de todos, como el caso del Museo Franz Mayer, que tiene una gran variedad de opciones en su colección virtual. Revisa su oferta.

Escrito por Sol Girón.