Hábitos que cansan tu mente y no lo sabías

Por: Sol Girón

El Día Mundial sin WiFi se pensó para crear conciencia sobre las ondas electromagnéticas emitidas por este sistema de comunicación inalámbrico que, si bien, forma parte fundamental de nuestras vidas, también tiene diferentes efectos sobre nuestra salud.

Se ha demostrado la relación entre el uso prolongado del WiFi con enfermedades de origen hormonal, efectos inflamatorios, en el corazón, en la fertilidad, en los ojos, el sueño y hasta estrés.

Cuando tenemos bloqueos creativos, es posible que se deban al cansancio producido por estar expuestos a las pantallas y a la red inalámbrica, pues el simple hecho de estar en contacto con el WiFi puede tener alguno de estos efectos adversos, aunque no lo usemos de forma directa. Piénsalo. Si eres de los que duermen junto a su celular, ¿cuándo fue la última vez que tuviste un sueño verdaderamente reparador?

A este hecho añadiremos que entre más estemos en contacto con estímulos como redes sociales, videojuegos, alcohol o hidratos del carbono refinados (presentes en la comida chatarra), los niveles de dopamina disminuirán (recordemos que la dopamina es el neurotransmisor de la memoria, la concentración y la motivación); por lo cual, la recompensa será menor y para que tengan efecto cada vez necesitaremos más de su estímulo (es decir, consumir con mayor frecuencia estos productos).

Uno de los efectos adversos que vienen de la alta producción de dopamina es que las actividades o productos que nos gustan, con el tiempo tienden a no generar la misma satisfacción, ya que requieren aumentar su consumo u experimentarlos de diferente forma para que tengan el mismo efecto, lo que puede crear una sensación de desmotivación.

Un ejemplo muy claro son los snacks. Los amantes de la comida chatarra no me dejarán mentir: Empezamos con una comida ocasional y de repente nos vimos pidiendo a domicilio deliciosa comida alta en grasas saturadas, quizá más de dos veces a la semana, y parece volverse más necesaria con el tiempo (spoiler alert: no la necesitas).

Otro ejemplo son las drogas químicas y digitales, pues nos recompensan artificialmente, pero no son motivaciones verdaderas y el consumidor al estar en contacto con la realidad, puede parecer menos estimulante que la realidad artificial.

Desconectarse parece una solución obvia y sencilla, pero en la práctica no lo es tanto. Tu principal beneficio es que lograrás recuperar la motivación que necesitas para emprender ciertas actividades, para organizarte y por supuesto, generar ideas. Al tener más motivación, mejorarás tu productividad y al terminar más tareas, tendrás más deseos de ponerte más metas diarias.

Desconectarte en el Día Mundial sin WiFi es la excusa perfecta para empezar a limpiar tu mente y descansar, por lo que van algunas recomendaciones para que lo logres:

1.   Carbohidratos y azúcares: imprescindibles en tu dieta. Para reducir su consumo, sustituye por chocolate, manzana o frutos rojos, que son comida con menor contenido glucémico. Si eres fan de lo salado, puedes hacer el intercambio por nueces, almendras, maíz (yumi, esquites). También te recomendamos acompañar a tus carbohidratos con alguna proteína, para que el efecto sea menor.

2.      Realiza actividad física. No tienes que ir a matarte al gimnasio, si no es tu estilo. Intenta caminar al menos 25 minutos sin escuchar música (esto lo explicamos en el punto que sigue) y más adelante, tu cuerpo te pedirá más tiempo para ejercitarse. Esto liberará endorfinas, por lo que te sentirás muy feliz.

3.    Escucha música solo para concentrarte. Lo sé, ¿qué clase de 1980 es éste? Resulta que acompañar cualquier labor con música puede hacerla ver más sencilla, sin embargo esto puede estar afectando tu concentración, ya que cierto tipo de música puede hacer que la actividad en curso sea más desgastante, pues obligas a tu cerebro a estar en más de una actividad: la que realizas, escuchar la canción y repetirla.

4.   Una actividad a la vez. ¿Qué pasa con tu PC cuando tienes más de una pestaña abierta? Trabaja con lentitud. Algo así pasa con nuestro cerebro. Al realizar más de una actividad, lo forzas y se desgasta, lo cual puede ser una razón de que en ocasiones sientas tanto cansancio. Cuando esto ocurra, identifica cuántas actividades haces a la vez y piensa en si alguna puedes dejarla para después (como revisar memes mientras platicas con un amigo) y prioriza. Esta pequeña acción puede ahorrarte muchas jaquecas.

5.   Piensa en ti. Pocas veces nos damos la oportunidad de pensar en lo que realmente nos gusta, o en si lo que hacemos realmente nos hace sentir felices y esto hace que no prioricemos actividades. Es el momento de pensar, ¿realmente lo que estás haciendo te está llevando al lugar donde quieres estar? Puedes sorprenderte con la cantidad de actividades que haces y de las que podrías prescindir.

Ahora, limpiar tu mente y descansar de los estímulos ya no parece tan sencillo, sin embargo piensa en los beneficios que podrás obtener de manera inmediata: tu concentración mejorará, recobrarás el gusto por las cosas que antes te hacían feliz, y por supuesto, tu salud te lo agradecerá.


Fuentes: 

Nazıroğlu M, Ciğ B, Doğan S, Uğuz AC, Dilek S, Faouzi D. 2.45-Gz. Los dispositivos inalámbricos de 2,45 Gz inducen el estrés oxidativo y la proliferación a través del influjo de Ca²⁺ citosólico en las células cancerosas de leucemia humana Int J Radiat Biol . 88 (6): 449-456, 2012. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/22489926/

Kim MJ, Rhee SJ. Las catequinas del té verde protegen a las ratas del daño oxidativo del tejido cardíaco inducido por microondas. Influence of green tea catechins on oxidative stress metabolites at rest and during exercise in healthy humans. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/26695876/