Lo que nos ha enseñado Centro CARE sobre infertilidad en la pandemia

La pandemia ha obligado a modificar tanto nuestros hábitos de consumo, como metas personales hasta niveles que antes habrían sido inimaginables: desde elegir plataformas digitales como primera opción de compra sobre la experiencia del piso de venta, hasta postergar decisiones inherentes al crecimiento personal y profesional.

El crecimiento profesional de muchos se vio truncado tras la ola de desempleo derivado de las medidas sanitarias, la cual registró su pico más alto (“Desempleo de México”) en julio del 2020 con un 6.3% en mujeres y un 5.4% en hombres.

Por otro lado, el crecimiento personal también se ha postergado en varios casos, como la independencia, el matrimonio, o la maternidad. En el caso de tomar la decisión de hacer una familia, se vio reflejada en la baja en nacimientos por clínicas de reproducción asistida, como es el caso de Centro CARE. Según información compartida por ellos, algunos factores por la que ha habida una baja en nacimientos por reproducción asistida, son lo siguientes:

Inhibidores sexuales. Ya sea por alguna alteración inherente al funcionamiento del organismo, incluso por factores como el estrés (que va de la mano con los puntos siguientes), la fertilidad puede verse afectada por causas que pueden ser desconocidas.  Por ejemplo, tras la pandemia, según estadísticas de Prudence (Reporte Índigo), en los primeros meses de la pandemia (de marzo a mayo del 2020) se registró un alza importante en la venta de condones en piso de venta; sin embargo a partir de julio, al crecer la incertidumbre y el desempleo, bajó la actividad en ventas, datos que también concuerdan con el pico más alto en cifras de desempleo. Online presentó un crecimiento del 64.5% a partir del mes de julio, según los mismos datos.

Crisis económica y personal. El desempleo y la incertidumbre también han sido fundamentales para postergar la maternidad al provocar estrés y malos hábitos alimenticios. Varios tratamientos de reproducción asistida se vieron truncados por  la situación sanitaria, en especial para las pacientes que han tenido que continuar en empleos con esquemas presenciales o semipresenciales.

También hay que recordar que varias empresas tomaron la medida de recortar sueldos para mantenerse a flote, lo que se vio reflejado en la economía familiar.

Incertidumbre sobre el futuro. No ha habido mucha difusión ni investigaciones que estén enfocadas a analizar los efectos del virus COVID en mujeres. Lo poco que se sabe es que las mujeres embarazadas son más susceptibles a enfermar de gravedad. Tampoco  se sabe mucho sobre los efectos de la vacuna en los ciclos de fertilidad en mujeres, lo que ha creado un clima de incertidumbre al respecto. Aunque se inició una jornada de vacunación para mujeres embarazadas, aún es una preocupación para muchas emprender el sueño de ser mamás en este momento, aún en casos de mujeres no diagnosticadas con algún tipo de infertilidad.

Mitos en torno a la Covid-19 y embarazo. Paradójicamente, la cantidad de información que arrojan varios medios ha creado una gran ola de desinformación para los usuarios, pues en ocasiones no tienen idea de qué fuente es confiable y cuál no y se enfocan en la que va más adecuada a sus creencias, lo que ha dado como resultado una serie de mitos en torno al embarazo. Uno de ellos es que la covid se transmite de madre a hijo, sin embargo no hay información concluyente al respecto. Todavía no hay registros que indiquen que el virus pueda transmitirse en el líquido amniótico o la leche materna, y tampoco se recomienda que una mamá infectada no alimente a su bebé, a menos de que no se sienta capaz de hacerlo. 

Con este panorama, aunque no es posible saber si la pandemia quedará en el pasado, lo que sí es un hecho que económicamente hablando, las tasas de desempleo han disminuido tras la reanudación de las actividades presenciales, lo que habla de una lenta pero efectiva recuperación económica; los ciclos de vacunación han avanzado y abarcado a un 42.9% de la población hasta mediados del mes de agosto y el tiempo siempre será un factor en contra para las futuras mamás. El panorama no es tan desalentador respecto al del 2020, y entre más años pasen, la calidad ovárica puede verse afectada, pero también el ánimo para lograr esta meta.

#CasosDeÉxitoCARE

Pese a la situación sanitaria, Centro CARE nos ha demostrado que concebir es posible, ya que ha registrado casos de éxito en personas con varios tipos de infertilidad, como el caso de Diana, quien pese a estar operada con una Obstrucción Tubárica Bilateral (OTB) y haber pasado por un embarazo ectópico debido a una mala práctica médica, logró embarazarse por el método de Fecundación In Vitro (FIV).

Es importante recordarle a las pacientes que probablemente siempre existirán factores en contra de que cumplan su sueño, pero el paso que pueden dar para ganar tiempo es acercarse a Centro CARE, informarse y cuidar su salud para cuando llegue su momento.

Por: Sol Girón


Bibliografía:

“Desempleo de México.” Datosmacro.com, Diario Expansión, 2021, https://datosmacro.expansion.com/paro/mexico?sc=LAB-. Accessed 25 agosto 2021.

Kids Healt. “Coronavirus (COVID-19): Preguntas más frecuentes relacionadas con el embarazo.” kidshealth.org, Elana Pearl Ben-Joseph MD, 2021, https://kidshealth.org/es/parents/coronavirus-pregnancy.html. Accessed 23 agosto 2021.

Reporte Índigo. “Industria de los condones, en ascenso.” reporteindigo.com, Reporte Índigo, 5 junio 2020, https://www.reporteindigo.com/indigonomics/industria-de-los-condones-en-ascenso-ventas-mercado-consumidores-sexualidad/. Accessed 25 agosto 2021.