5 lecciones Jedi para aplicar en las relaciones públicas

Además de combatir el lado obscuro, las enseñanzas del maestro Yoda son una gran guía para hacer una campaña de relaciones públicas poderosa.

El 4 de mayo millones de fans en todo el mundo celebran el Día de Star Wars. 

Esta celebración comenzó en 1979 después de que el London Evening News publicara el juego de palabras con la famosa frase de la saga de George Lucas para desearle éxito a Margaret Thatcher por su nombramiento como primer ministro de Gran Bretaña. 

La nota decía “May the 4th be with you, Maggie. Congratulations”. 

Desde entonces cada año, millones de fans se reúnen para celebrar y recordar los momentos más entrañables de la saga como las lecciones del gran maestro Yoda para encontrar la Fuerza y alejarse del Lado Obscuro.

Y las relaciones públicas no son la excepción. 

Si trasladamos el mundo de las relaciones públicas a una galaxia muy muy lejana verás que los ejecutivos de relaciones públicas somos como los caballeros Jedi, los guardianes de la paz en la galaxia y los primeros en resolver una crisis.

El trabajo de relaciones públicas es conciliar la necesidad de las organizaciones o marcas de dar a conocer sus productos o servicios y la necesidad de los medios de comunicación de obtener información relevante.

Y como cualquier caballero Jedi, en las agencias de relaciones públicas seguimos las enseñanzas de los grandes maestros para equilibrar “la Fuerza” para crear campañas poderosas. 

Estas son las enseñanzas Jedi que podemos aplicar para hacer mejores campañas de relaciones públicas

1.- Hazlo o no lo hagas, no hay intentos.

“No hay intentos”, es una de las grandes enseñanzas del maestro Yoda. En relaciones públicas quiere decir que hay que estar bien enfocado en cada proyecto, tanto en la planeación, como en la ejecución y seguir una metodología para cuidar cada detalle. 

Además, siempre hay que tener una expectativa de éxito –sin caer en un exceso de confianza– pues según el psicólogo Scott Kaufman, cuando tienes expectativas de fracaso, se reduce tu rendimiento, y por el contrario cuando esperas ganar, mejora.

El equilibrio de “la Fuerza” es fundamental para llevar un proyecto de relaciones públicas al éxito.

2. Desaprende lo aprendido

Como criaturas de hábitos, tendemos a repetir los métodos que nos han dado resultados positivos, incluso hasta a caer en una zona de confort, pero todos sabemos que en las relaciones públicas no existe una fórmula única para obtener éxito. 

Por eso, es importante no tomar un proyecto de relaciones públicas nuevo con prejuicios ni asunciones, sino probar nuevas direcciones y llevar a cabo dinámicas laborales con design thinking para explotar toda la creatividad. 

3. Sé consciente del presente

Qui-Gon Jinn le dijo a su joven padawan: “No te enfoques en tus ansiedades, Obi-Wan. Mantén tu concentración aquí y ahora, donde pertenece”. 

En relaciones públicas para estar consciente del presente necesitas  conocer y entender cómo trabaja el ecosistema de medios de comunicación y la agenda pública y quiénes son actores clave. 

Esto te permitirá saber en qué contexto se mueve tu cliente y mapear sus fortalezas.

4.- No dejes que las emociones nublen tu juicio

Es fácil que nuestros sesgos cognitivos nublen nuestro buen juicio. Por eso, tenemos que trabajar todos los ejes de comunicación de un proyecto de relaciones públicas con información verificable y validar los argumentos con datos recientes y relevantes. 

Así como el poder de la Fuerza fluye en un Jedi, también lo hace en el trabajo de relaciones públicas para crear narrativas atractivas y poderosas que hagan resonar en la audiencia los mensajes claves de un cliente.

5. Cree en la causa

Una de las mayores enseñanzas del maestro Yoda es lograr la confianza para lograr las metas. Les insiste en que no importa lo que pase alrededor, no importa los obstáculos y las dificultades, lo esencial es creer… en el proyecto.

Y que la fuerza te acompañe…