Storytelling: ¿cómo contar historias que vendan?

¿Cuál es el secreto para una publicidad efectiva? ¿Cómo puedo empatizar con las personas? Son algunas de las preguntas que muchos se hacen a la hora de planear sus campañas de publicidad. Y para ambas, la respuesta es simple: tener un buen storytelling. A pesar de que esto pueda sonar obvio para muchos profesionales, en este post te ayudaremos a entender qué es el Storytelling y cómo lo puedes aplicar a la publicidad.

¿Qué es Storytelling?

Este término se refiere al arte de contar historias mediante recursos audiovisuales con la finalidad de empatizar y conectar con el público. La finalidad de usar esta forma de contar historias puede ir desde vender un producto hasta influir en la decisión de compra del consumidor final.

Básicamente, con este método (que se usa tanto en mercadotecnia como en publicidad), se busca crear un vínculo emocional entre el consumidor y la marca o producto.

Ten en cuenta que, desde el inicio de la humanidad, hemos aprendido y entretenido mediante historias. Por lo tanto, de esta forma podemos explotar nuestra creatividad mientras entretenemos o educamos al público de una forma diferente.

¿Cómo hacer un buen storytelling?

1.- Define a quién irá dirigido y conoce ese público: Es importante conocer a tu público objetivo para hacer material con el que puedas empatizar con ellos. Averigua que les gusta, que no les gusta, sus preferencias de compra, etc.

2.- Busca conectar: La clave del storytelling es evocar sentimientos mediante tu campaña. Por eso, te recomendamos que busques historias relevantes, las presentes de una forma y diferente des al final una resolución al problema que expones.

3.- Crea un personaje que represente a tu marca: Toda buena historia debe de tener un personaje. Y este personaje debe de reunir ciertas características para que sea funcional. Por ejemplo, debe de tener un contexto, parecer vulnerable y sobre todo, vivir una situación con el que las personas se puedan identificar.